sábado, 1 de noviembre de 2008

COMENZAMOS OTRA VEZ

Hace algún tiempo comencé a escribir en este rincón, y como arte de magia un día, mis palabras desaparecieron, como si alguien al leerlas se las llevar consigo para siempre. He tardado en volver a crear "esos días", confiando en que no me volverán a robar las cosas que escribo.
Esto no es un diario personal, no es un día a día, tan solo son momentos, instantes, que llegan en días que amanecen aparentemente normales, pero que sin embargo, desde el mismo mismísimo abrir de ojos a la realidad vivida, sabes porque lo sientes que algo especial, sin nombre, sin explicación, hace que ese día sea diferente a otro.
Un sueño, un beso al despertar, un abrazo piel con piel de quien cada noche se arremete en ti para dormir, es suficiente para colorear de matices distintos, la existencia falsamente cotidiana, o rutinaria. Porque la rutina es un concepto creado para los que no ven mas allá de sus narices, mas allá de lo que ven. Porque los días nunca son iguales, aunque parezcan parecidos.
He vuelto, en busca de las palabras que digan algo más, he vuelto para ser una vez más, el lugar que busques con la gana de saber si hoy habrá algo para ti.
Y ya te lo digo, tu que cada mañana abrazas mi día, todo lo que aquí se haga, lo dedico a tus ojos, a tu sonrisa, a tus besos y a mi vida contigo.
No lo dudes, esos días es tuyo, tan tuyo como mío, porque tu le das suelta a las ganas de mi ser por expresarse.

1 comentario:

MARIO ALONSO dijo...

Hola...

Creo que soy el primero en dejar una huella por aquí :)

He llegado de rebote, y he querido ir a la primera entrada... Y he de decir que es un precioso comienzo.

No he sabido intuir si eres hombre o mujer, da igual, me ha encantado la sensibilidad y la pasión que has puesto en tu dedicatoria, lo extraordinariamente bien que está redactado, y el optimismo que trasluce...

Bienvenido/a...